¿Qué son las Opciones?

Este derivado es muy parecido a los Warrants. Te dan derecho a compra/vender a una determinada fecha a cambio de una prima. La principal diferencia es que este derivado no lo crea la propia empresa sino una tercera entidad privada.

Las opciones se pueden dividir en dos tipos:

  • CALL: Proporciona un derecho de compra, esto se usa si creemos que va a subir la acción.
  • PUT: Proporciona un derecho de venta, lo usaríamos si creemos que la acción va a bajar. Esta opción es muy utilizad, tanto para los inversores a corto plazo como a los de largo plazo. Permite proteger una cartera ante posibles fuertes caídas sin tener que vender las acción en cartera.

Un ejemplo de este derivado sería el siguiente:

Pagar 0,3 € por el derecho CALL de 10 euros en 5 años (es decir, poder comprar a ese precio en 5 años).

Si la acción cotiza a un valor de 5€ y cuando pasan 5 años la acción vale 15€. El propietario de este derecho obtiene un beneficio de 15,6 veces su capital invertido.

Lo podemos calcular de la siguiente manera: 15(cotización al finalizar el periodo)-0,3(prima)-10(precio de derecho de compra) = 4,7€ por cada 0,3€ invertido. Resultado 4,7/0,3= 15,6.

Pero si la acción no llega a subir a 10,3€ se pierde todo el dinero, dado que no proporciona ningún beneficio al propietario.

Mientras que si vale justamente 10,3€ te quedas como estabas dado que comprarlas a 10€ +0,3€ no te proporciona ningún beneficio.

El principal beneficio es que te permite apalancarte. Como se puede observar se ha conseguido un beneficio del 1560% mientras que si hubiéramos comprado la acción tendríamos un beneficio del 200%. Este gran incremento en la rentabilidad es debido al gran riesgo asumido en la operación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *