¿Por qué las acciones fluctúan todos los días?

La bolsa la podemos definir como dos listados de personas. Por una parte tenemos un listado de personas que quieren vender con sus precios de venta. Mientras que en la otra lista tenemos un conjunto de personas con los precios a los cuales les gustaría comprar. Cuando coincide el precio de de un vendedor con el de un comprador, se ejecuta la transacción.

¿Cómo se determina el precio actual de cotización?

El precio de cotización es simplemente el precio de la última transacción realizada. Si es justo la última transacción del día, se mantendrá dicho precio hasta que abra el mercado al día siguiente. Cabe destacar que el precio al que empezará a cotizar el día siguiente no tiene que ser el mismo al que finalizó el día anterior. Al comienzo de cada día se crea una pequeña puja para determinar el precio al que el mercado esta dispuesto a comprar/vender. De ahí los movimientos tan bruscos entre diferentes día de pánico donde nadie quiere comprar y todos vender.

Por lo que podemos concluir, que las acciones suben o bajan dependiendo de la percepción del mercado financiero actual. Dicho valor tiende a representar el valor intrínseco de la empresa.

Esta percepción nunca va a ser igual a su valor fundamental, siempre nos vamos a encontrar dos tipos de mercados. Mercados optimistas, los cuales sobre valoran las empresas y mercados bajistas, los cuales infravaloran las empresas. Los americanos llaman al periodo donde se sobre valoran las empresas ‘Bull market’, mientras que el periodo donde se infravaloran las empresas ‘bear market’ .

Estos tipos de mercado también pueden estar enfocados en determinados sectores. Durante una época el sector farmacéutico puede estar mal visto mientras que otro sector como el tecnológico estar bien valorado.

A mi me gusta decir que los mercados financieros son como las personas. Poseen una parte emocional y una parte racional y dependiendo del día te puedes encontrar con acciones baratas o muy caras.

Por lo que la misión de cada inversor particular, es encontrar el precio al cual están dispuestos a comprar las acciones y esperar.

Un consejo que recomiendo es seguir el índice VIX, conocido como el índice del miedo. Básicamente representan las ordenes PUT que existen en el mercado SP500. Estas ordenes son derivados financieros que usan los grandes inversores para proteger grandes carteras ante una próxima volatilidad extrema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *